Cómo cambiar los frenos de disco del coche

¿Cuándo debo cambiar los discos de freno de mi coche?

tallereslemans taller 0 Comments

Los frenos de disco son uno de los dispositivos que garantizan que su vehículo se detenga, ya que reducen la rotación de la rueda cuando se pisa el pedal del freno. Por ello, es necesario mantenerlos en buen estado realizando los ajustes necesarios del mismo, teniendo como punto de partida saber exactamente cuándo hacer el cambio de esta pieza.

Realmente depende del tipo de coche y el tiempo de uso del mismo, ya que los frenos se van desgastando. Por eso, no hay un intervalo exacto para cambiarlos, porque puede variar también de la vía por la que transites o el tipo de conducción que como piloto le des a tu coche.

De esta manera, es recomendable controlar o cambiar el desgaste de las pastillas y cambiar los discos de freno a partir de los 25.000 km. También debes tener en cuenta las pastillas delanteras, pues son las que se desgastan con más facilidad que las traseras.

Es decir, si se tiene un mantenimiento correcto de éstas, es posible que no tengas que cambiar los discos en mucho tiempo, pero debes estar atento al momento de sustituirlas por el desgaste que vaya teniendo. Da igual si tienes un coche nuevo o un vehículo de segunda mano, observa si disminuye su grosor, o alguna otra anomalía como, rayas, fisuras, roturas y alabeos ya que son una señal que debes reemplazarlas.

 

Cambiar los discos de freno: señales que te lo indican

Para saber si es el momento de cambiar los discos de freno de tu vehículo, primero tienes que escuchar los ruidos que se sienten al pisar el pedal o que al realizarlo el volante vibré, pues es un indicativo que los discos están doblados o se hayan comenzado a doblar. Y si el pedal se pone duro o se va hasta lo profundo cuando lo pisas, es porque la distancia del frenado ha aumentado.

 

¿Cómo cambiar los discos de freno?

Primeramente debes quitar la mordaza que es donde van situadas las pastillas de freno, para aflojar y sacar los seguros de fijación. Esto lo harás con un destornillador y martillo, teniendo en cuenta la posición que estos llevan para el momento de volverlos a armar.

Tras haberlas retirado, tienes que haber desalojado los seguros de anti vibración. Una vez sacadas, con una palanca empujas los pistones hasta que queden al punto de la carcasa de la mordaza. Esto se tiene en cuenta para que en el momento de colocarlas en la mordaza no tengas que hacer fuerza.

Ahora se procederá a desmontar el disco, ahí debes aflojar y retirar los tornillos de fijación a la masa dando unos pequeños golpes en los bordes. Seguidamente se reemplazará esta pieza por una nueva y, tras ello, comienza a limpiar con un cepillo de acero la masa, para que este se asiente correctamente. El siguiente paso es colocar y ajustar los tornillos de fijación de la pieza.

Ten en cuenta que el disco nuevo debe ser igual al que quitas ya sea ventilado o sólido. Finalmente debes ajustar y colocar el caliper con las pastillas nuevas en caso de ser reemplazadas, colocas el perno de sujeción superior, el seguro de anti vibración y, para terminar el trabajo y el reemplazo de la pieza, colocas el perno inferior haciendo fuerza sobre el seguro para que se coloque en su lugar.

 

Consejos a tener en cuenta para alargar el cambio de frenos

Una de las claves principales es conducir correctamente y eficientemente, ya que de esta forma el desgaste como se ha dicho anteriormente es menor, y tendrá una mayor vida útil. Por esto, es necesario aprender a usar el freno de motor para no desgastar tanto el otro sistema, así como seguir los siguientes consejos:

  • Debes respetar la distancia de seguridad al momento de conducir. De esta manera tendrás tiempo de frenar gradualmente sin exigirle demasiado a tu coche.
  • No frenes de golpe, ya que las frenadas bruscas y largas suelen deteriorar los frenos.
  • En bajadas muy largas y hondas es conveniente no frenar en tiempos prolongados ya que se pueden recalentar los discos y por ende dañarse. Lo recomendable es utilizar también la caja de cambios.
  • Si tu coche tiene testigo de desgaste de pastillas, desconéctalos cuando cambies los discos hasta que hayas terminado.

 

Cambiar los discos de freno: las averías más frecuentes

Los discos de freno disponen de un grosor mínimo del cual no se debe sobrepasar. Es por ello, que la mayoría de los coches modernos cuentan  con un sensor que indica el momento que se llega a ese grosor. En caso de que el vehículo no disponga de éste, el lateral del disco se encuentra marcado el grosor mínimo, por lo que lo debes revisar de vez en cuando.

La señal de que están rayados a causa de la fricción en la pastillas, lo notarás cuando escuchas chirridos al frenar.  Además, las roturas o fisuras de esta pieza se deben a la oxidación o un enorme desgaste a causa de una rotura del disco que puede afectar la seguridad del conductor y de sus acompañantes.

Debes saber que en talleres LeMans Renault Murcia, ofrecemos todo tipo de pastillas y discos de freno originales, con ofertas mensuales para el cambio de las mismas y presupuestos accesibles para todos dependiendo el modelo del coche.

Entre nuestros servicios puedes encontrar un recambio de rotación constante.  Estas se suelen cambiar en una medida entre 100.000 y 150.000 km, dependiendo de la vía utilizada, el tipo de conducción y las condiciones atmosféricas en las que se encuentren. También, se rectifica sus frenos haciendo que aguante hasta 60.000 km sin tener que cambiarlos.

Si deseas que tus frenos duren mucho tiempo debes seguir lo anteriormente explicado, teniendo siempre presente el tipo de coche que estás utilizando, y las señales que tu vehículo indique para evitar el desgaste de los mismos; ya que con un mayor cuidado puedes alargar el tiempo del cambio de los discos del freno.

Siempre que vayas a realizar el mantenimiento del sistema de frenado, ya sea cambio de pastillas o de discos, es necesario que hagas un rodaje por lo menos de 500 km, ya que en este tiempo estimado el sistema tendrá un menor rendimiento debido a que las superficies de contacto están lisas. Es decir, hasta que pasen estos kilómetros, es recomendable que adecuen su conducción evitando frenar bruscamente y prolongado, alargando las distancias de seguridad para prevenir un accidente; al mismo tiempo que evalúa si su vehículo necesita un cambio o no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *